Turismo en Transnistria: qué ver y hacer

Transnistria es un territorio no reconocido internacionalmente como país, ubicado en un estrecho valle a orillas del río Dniéster, muy cerca de Ucrania.

Al desaparecer la Unión Soviética,  hubo grandes tensiones entre el gobierno de Moldavia y un grupo de separatistas en la ciudad Tiráspol, actual “capital” de Transnistria. Hubo conflictos militares y civiles en 1992, hasta que llegaron a un relativo acuerdo, considerando a Transnistria un Estado Independiente, aunque aún sigue sin resolverse el problema de fondo.

No obstante, dejando de lado la situación política de la región, es una zona que ofrece muy buenas opciones para disfrutar de las múltiples virtudes que ofrece.

Tiráspol

Funciona como capital de Transnistria, y está ubicada en la orilla este del Dniéster. Es una ciudad que te hace sentir que la Unión Soviética aún existe. Vallas y carteles con hoz y martillo predominan en sus calles, así como monumentos de Lenin y muy escasos vehículos, en su mayoría con varias décadas cumplidas. Casi todos los puntos turísticos son de carácter histórico.

El Tanque soviético

Es uno de los primeros monumentos que encontrarás. Y se trata de un gran tanque de guerra que se expone en el centro de la ciudad, muy cerca del  parlamento.

Plaza Suvorov o Plaza Constitución

Es la plaza principal de la ciudad, y en el centro de la misma se alza un monumento al fundador de Tiráspol, Alexander Suvorov.

Memorial a la Gloria

Está localizado a un lado de la plaza Suvorov, y conmemora a los patriotas que lucharon en la guerra entre la armada soviética y Afghanistan, ocurrida entre 1979 y 1989.

Catedral de la Natividad

Es una iglesia ortodoxa rusa, y constituye el templo más grande de la ciudad. Su construcción terminó en 1999, y su interior es bastante interesante, sobre todo por el brillante que ofrece a la vista.

Parque Poveda o Parque Victoria

Se trata de un espacio con bastante vegetación y algunas atracciones para los más pequeños. También hay sitio para sentarse y disfrutar de alguna bebida, mientras descansas.

Jardín Botánico Nacional

Sin duda el más agradable de los sitios que visitar en Tiráspol. Hermosos árboles y arbustos, flores, que proporcionan un encantador paisaje. El ticket de entrada es muy  económico, y recorrerlo se lleva aproximadamente una hora.

El estadio del Sheriff

Inaugurado en 2002, es más que un estadio de fútbol, es todo un complejo deportivo que cubre 40 hectáreas en total. Comprende el estadio principal, 8 campos de entrenamiento e inclusive un hotel 5 estrellas. Se ubica en las afueras de Tiráspol.

Kvint

Fundada en 1897, como productora de vodka, es actualmente una importante destilería de cognac. Aquí podrás disfrutar de la degustación un excelente producto, además de poder adquirir, por precios muy módicos el mencionado licor. Lo recomendable es participar en una visita guiada al lugar.

Qué ver y hacer en el resto del país

Monasterio Noul Neamţ

Se trata de un templo ortodoxo de hombres ubicado entre Tiráspol y Bender, en Chiţcani. 

Monasterio de Japca

Constituye el único monasterio que jamás fue clausurado durante la existencia de la Unión Soviética. Se encuentra a 10 km de la ciudad de Camenca, a orillas del Dniéster

Fortaleza de Bender

Aunque sólo es posible divisarla desde afuera, pues es propiedad del ejército, es interesante conocer que se trata de una construcción otomana, con más de 600 años de existencia.

Aldeas búlgaras

Tanto en Transnitria como en Moldavia, país al que originariamente pertenecía Transnitria, puedes encontrar algunas aldeas de la minoría búlgara, que forma parte de la población de la región. Algunas de las casas de estas aldeas han sido transformadas en museo, pero sólo puedes conocerlas anotándote en un tour por estas aldeas.

Dubǎsari

Ubicada a la izquierda del Dniéster, en donde se encuentra la central hidroeléctrica más grande de Transnitria. El embalse, lago y la reserva natural de la zona, son un relajante paseo, si te gustan los ambientes acuáticos. Puedes realizar una visita guiada de medio día o un día completo.

Rȋbniţa

En esta ciudad, establecida a 91 metros sobre el nivel del mar, podrás conocer la fábrica de acero más grande de la región, la planta azucarera más antigua, así como su planta de cemento. Además, pasear por las calles de Rȋbniţa, resulta bastante agradable, deambula por la calle de la Victoria y luego relájate en el parque que circunda el embalse.