Qué visitar en Japón

Kyoto-japon

Ubicado en el Océano Pacífico, al este de China y Rusia, se encuentra Japón, la tierra del sol naciente, un país insular cuya historia se pierde en los anales del tiempo. Una tierra de contrastes en las que se mezcla la tradición de siglos, con lo último en tecnología.

Japón es un archipiélago conformado por miles de islas. Podrá parecer pequeño, sin embargo cuenta con una gran cantidad de parques naturales, templos, santuarios, ríos, montañas y algunas de las ciudades más densamente pobladas del mundo.

Así pues, Japón nos ofrece una cantidad enorme de lugares para visitar y cosas para hacer. En esta guía te detallaremos aquellos que no puedes dejar de visitar cuando viajes a este fascinante país.

Tokio

Si decides visitar Japón, probablemente la primera ciudad a la que llegues será la capital del país, Tokio, una ciudad enorme llena de rascacielos, donde conviven templos milenarios con tecnología que parece futurista.

Esta metrópoli densamente poblada, pero perfectamente organizada, nos ofrece una gran cantidad de sitios para conocer. Para empezar, una visita a cualquiera de los diferentes miradores, te dará un panorama único de la ciudad, puedes optar por el del Gobierno Metropolitano, que es totalmente gratuito, si no el de la Torre Mori o el de SkyTree que es el más alto de la ciudad. Sin importar cual elijas te recomendamos que disfrutes en uno de ellos la hora mágica que comienza al atardecer cuando la ciudad se ilumina con el ocaso dorado del cielo.

Alejándonos un poco de la modernidad, podemos disfrutar del Santuario Meiji y el Parque Yoyogi lugares que combinan paz junto a un encanto natural muy particular.

Si de templos se trata, no podemos dejar de visitar el templo budista Sesonji, uno de los más antiguos de Tokio que data del 645 d.C.

De regreso a la urbe, no dejes de recorrer la calle Takeshita Dori, un icono de Tokio muy popular entre turistas y locales. Aquí encontrarás toda la moda y merchandising japonés.

Monte Fuji

En las afueras de Tokio se encuentra uno de los iconos naturales de Japón. Este volcán de 3770 metros de altura con su imponente figura, es una visita obligada en la tierra del sol naciente.

Uno de los mejores puntos para contemplarlo es desde el Lago Ashinoko en Hakone o cualquiera de los otros cinco lagos. También se pueden hacer visitas guiadas e incluso escalarlo en la temporada de verano.

Kyoto

Si te atrae la cultura japonesa antigua en toda su pureza, entonces no puedes dejar de visitar esta ciudad y pasar unos días en ella. La que fuera la capital de Japón por más de 1000 años, está llena de templos y santuarios antiguos, está empapada en tradición. Kyoto es la ciudad de los samuráis, las geishas y las maikos.

Te proponemos que te tomes unos días para recorrer sus templos, rodeados de bosques, ríos y lagos que generan un ambiente místico. Los templos de Ginkakuji, Kinkaku-ji (también llamado Pabellón Dorado), Ryoan-ji y el templo Kiyomizudera son de visita obligatoria al igual que el Santuario Fushimi Inari-Taisha.

Hacia el anochecer, cuando el bullicio cesa, te proponemos que recorras las calles de Sannensaka, descubrirás en el silencio de la noche toda la magia de un lugar que parece detenido en el tiempo.

Para terminar, a 20 minutos de la ciudad, en la base de una montaña, se encuentra el alucinante templo de Fushimi Inari, uno de los más emblemáticos de todo Japón, construido en el año 711 dedicado al espíritu de Inari. 10.000 toriis rojos los largo de 4 km delimitan el sendero de la colina en el cual se encuentra el santuario.

Nara

Situada al sur de Kyoto, Nara es una antigua capital japonesa en la que podremos apreciar el Templo Todaiji de 1300 años de antigüedad, en donde se encuentra la estatua cubierta de Buda más grande de todo Japón. 

De camino al templo podrás pasar por el Parque de Nara, un lugar en el que podrás darle de comer a los ciervos. Estos animales son considerados sagrados y protegidos por las autoridades locales.

Bosque de Arashiyama

Situado en el oeste de Kyoto, en uno de los lugares más turísticos, se encuentra el Monte de la tormenta en donde podemos apreciar este bosque de bambú considerado uno de los más espectaculares de Japón. El sonido que produce el viento al pasar por estas cañas de más de 20 mts de altura es considerado uno de los 100 sonidos que deben protegerse en el país.

Dentro del bosque se encuentra el Templo Tenryu Ji considerado patrimonio de la humanidad por la UNESCO, en el cuál además podrás apreciar uno de los jardines Zen más famosos de Kyoto.

Castillo Himeji

Este castillo de la edad media, es uno de los más impresionantes del mundo. Situado en la cima de un monte de la ciudad de Himeji, La Garza Blanca, como se lo denomina, es considerado Patrimonio histórico por la UNESCO y desde 2015 está abierto al público para su visita.

El Castillo Himeji se encuentra en la ciudad costera de mismo nombre a 47 kms de Kobe, y está rodeado por cerezos que en primavera constituyen una de las postales más bellas de Japón, y por lo tanto, un lugar de visita obligada.

Hiroshima

Una ciudad marcada por la tragedia. Hiroshima no tiene el encanto de las ciudades principales, pero si eres un amante de la historia, es un visita que no puede faltar.

Entre lo más destacado se encuentra La Cúpula de la Bomba atómica, uno de los pocos edificios que se conservan después de la explosión. El Museo Conmemorativo de la Paz que a través de objetos y recuerdos rememora la fatídica fecha y cerca de este se encuentra el Parque Memorial de la Paz que recuerda a los 140.000 fallecidos de aquel día.

Mirayima

Después de la visita a Hiroshima, aprovechando el mismo viaje, puedes visitar esta isla tan particular, declarada Patrimonio de la Humanidad en la que podrás visitar la Puerta de Otorii, símbolo de Mirayima y el Santuario de Itsukushima, uno de los lugares más sagrados de la isla construido parcialmente sobre el mar.