Qué ver en Sibiu, Rumanía

sisiu_rumania

Ubicada en el centro sur de Rumanía se encuentra Sibiu, una ciudad de estilo medieval fundada por los sajones de Transilvania, en el siglo XII y una parada obligada al visitar este país. Su casco histórico tan bien preservado está siendo considerado para sumarse a lista de Patrimonio de la humanidad. 

Sibiu, que en el pasado fue un poderoso centro económico y comerciante, hoy en día es una de las capitales europeas de la cultura. Título que obtuvo en el año 2007. Su encanto medieval, atrae turistas de todas partes del mundo, y es por eso que es una de las pocas ciudades de Rumanía que está preparada para recibir una gran cantidad de visitantes.

Su centro histórico, sus calles adoquinadas, sus murallas, iglesias, fortificaciones y plazas harán de tu recorrido una experiencia única. En este itinerario se puede saber cuales son los lugares que no deben faltar en la visita de esta bellísima ciudad.

Antes que nada, se debe saber que, Sibiu, se divide en Ciudad Alta y Ciudad Baja. En la antigüedad la Ciudad Alta era la zona de residencia de la clase pudiente y se encontraba dentro de las murallas, mientras que en la parte baja vivían los trabajadores y se desarrolló alrededor del perímetro amurallado.

Ciudad Alta – Casco Antiguo

El punto de partida ideal para comenzar nuestro recorrido. Rodeando una plaza peatonal, llamada Piata Mare (Plaza Grande), que funciona de punto neurálgico de la ciudad. Aquí, encontramos calles adoquinadas, pasadizos, casas coloridas y edificios históricos como La Torre del Ayuntamiento construida en el siglo XIII, el Palacio Brukenthal del siglo XVII actualmente convertido en museo, o la Biserica Romano Católica del año 1726.

Otras de las atracciones del casco antiguo o ciudad alta es la Piata Mica, (Plaza Pequeña) donde se disfruta de cervecerías, restaurantes, tiendas y cafés y edificios como La Casa de Artes y el Museo Farmacia.

Uniendo esta plaza con la Piata Huet, se encuentra el Puente de los Mentirosos, un símbolo de Sibiu, construido en 1859. Diversas leyendas se atribuyen el origen de su nombre, desde una mala traducción hasta la que afirma que, si alguien dice una mentira en el puente, este se derrumbará.

En la Piata Huet, se encuentra la Catedral Evangélica que data de 1520, en ella podrás subir hasta el campanario para contemplar el casco histórico y también contemplar el órgano más grande de todo Rumanía.

Marcando el límite de la ciudad alta, se encuentran Las Murallas, si bien no está completa, gran parte de ella se encuentra en excelente estado y se conservan 8 de las 39 torres originales. Entre las principales y más imponentes podemos mencionar La Torre de los Arcabuceros, La Torre de los Alfareros, La Torre de los Carpinteros y La Gran Torre.

Ciudad baja – Oradul de Jos

La ciudad se extiende desde la colina hasta el río por fuera de las murallas. En Oradul de Jos es donde se encuentra la vida local de la ciudad. Sus calles son más anchas y larga, además es donde encuentras sus casas coloridas y antiguas. Muchas de ellas tienen la particularidad de tener ventanas que parecen ojos. Sibiu está repleto de ellas y por eso la sensación de ser observado es continua.

Ya sea desde Piata Mica o Piata Huet, o a través de Pasajul Scarilor, la principal calle que une la Ciudad alta con Ciudad baja, podemos acceder a esta parte de la ciudad que, es una de las más bellas y no cuenta con tanta visita de turistas. Aquí podremos apreciar un bello parque y torres medievales

Recorriendo las afueras de Sibiu

Museo ASTRA

A 8 km del centro de la ciudad, se encuentra el Museo Astra de Civilización Tradicional y Popular, el segundo museo al aire libre más grande del mundo con 96 hectáreas. En esta visita más que interesante en las afueras de Sibiu, se pueden apreciar pueblos, iglesias, granjas, molinos y maquinarias típicos de la cultura rural tradicional rumana.  Además se pueden recorrer sus 10 km de pasarelas e incluso comprar artesanías de manufactura local.

Iglesias fortificadas

En las afueras de la ciudad, en los poblados de Biertan y Valea Viilor se encuentran estas iglesias sajonas que datan del siglo XII y XIII y son consideradas Patrimonio por la Unesco. Con un increíble estado de conservación estas iglesias fortalezas, fueron construidas para repeler los ataques tártaros y otomanos. Un recorrido que combina historia, con naturaleza y vale la pena visitar.

Carretera Transfagaran

Considerada la más bonita de Rumanía, esta carretera que cruza los Cárpatos es un recorrido que hacer si cuentas con vehículo. A través de ella podrás disfrutar de bosques, lagos, cascadas, glaciares y montañas conformando un paisaje de ensueño. Se accede a ella a través del acceso norte de Sibiu y es el lugar ideal para terminar nuestro recorrido por la ciudad y continuar con la aventura.