Imagen de cabecera aleatoria... °Pulsa F5 si quieres ver otra!

Del por qué nunca podremos olvidarnos de Kuna Yala

Y con esto termino las peripecias de este viaje, que acabo de estar en Semana Santa en Costa Rica y eso bien merece otra entrada. El tema es que después de llegar, instalarnos, ser introducidos a la aristocracia kuna de Isla Ratón, y tener un primer acercamiento al verdadero pescado fresco (recién pescado, vamos) uno tiene poco que hacer allí.

SL731692 por banyuken

SL731693 por banyuken

SL731694 por banyuken

Es entonces cuando le preguntan a uno si quiere que le lleven a la playa, a lo que responde uno, ok. Ingenuamente cogí un par de libros, pensando que iba a tener tiempo para leer. En realidad lo tuve. Pero ni por un momento, después de poner mis pies en la isla a la que nos llevaron, pensé en abrir un libro o algo parecido. Ni por un momento pude desviar la mirada de las orillas de arena blanca y fina, de las aguas cristalinas, de las palmeras, del increíble sol del que disfrutamos la mayoría del tiempo, o de la gran cantidad y variedad de peces, estrellas de mar y demás especímenes marinos que pude ver en la que fue mi primera experiencia de buceo en superficie o snorkeling.

SL731698 por banyuken

Antes de irse, Rogelio, el chaval kuna que nos llev√≥ hasta all√° (futuro estudiante de ingenier√≠a civil o aerona√ļtica, no lo ten√≠a muy claro todav√≠a), puso tres hamacas formando una c aprovechando cuatro palmeras dispuestas aproximadamente en formaci√≥n cuadrangular.

SL731699 por banyuken

SL731705 por banyuken

Despu√©s de los primeros ba√Īos, mis dos compa√Īeros de aventuras, Iv√°n y Edu, se durmieron (literalmente). Yo no pod√≠a, y no era porque no hubiera silencio. Est√°bamos los tres en una isla de no m√°s de diez hect√°reas, con la √ļnica compa√Ī√≠a de tres kunas en una peque√Īa caba√Īa en uno de sus extremos. Pr√°cticamente no salieron de la misma en todo el tiempo que estuvimos all√≠, como si temieran molestarnos. Observando que era el √ļnico despierto, me dispuse a rodear la isla. Comenc√© grabando los (t√≠midos) ronquidos de Edu, y termin√© en el mismo sitio diez minutos despu√©s. Colgar√© el v√≠deo en este post, as√≠ como algunas fotos de ese incre√≠ble d√≠a, en cuanto llegue a casa por la noche.

SL731727 por banyuken

A la caída del sol, vuelta a casa, tertulia antes de dormir (a las 19:00, cuando se hizo de noche), un poco de lectura y a la cama.

SL731749 por banyuken

Lo cierto es que nos acostamos sobre las 21:15 o algo as√≠. Dorm√≠ como un tronco, y a la ma√Īana siguiente nos llevaron a otra playa en otra isla, m√°s o menos del mismo tama√Īo, pero con bastante m√°s gente. Cu√°l no fue mi sorpresa al distinguir acento andaluz en dos chicas junto a nosotros. Tard√© un ratito en encontrar una situaci√≥n propicia para asaltarlas sin parecer el pesado de turno al que cualquier momento le parece bueno para conocer a una mujer (cosa que todo el mundo sabe que no soy :) ). ¬°Eran de C√≥rdoba!, qu√© casualidad. Estuvimos charlando un rato y con la llegada de Rogelio, emprendimos el viaje de vuelta a la cruda realidad de Ciudad de Panam√° (no por la ciudad, sino porque volv√≠amos a trabajar). Poco que rese√Īar del mismo, mucha carretera, mucha jungla, muchas risas con Ricardo, que aunque nos tim√≥ 10 $ por cabeza, en mi opini√≥n los pag√≥ con creces con sus historietas.

SL731736 por banyuken

SL731738 por banyuken

¬ŅNadie ha visto nada raro en el post?…

abril 14, 2009   11 comentarios

De lo que vimos en Kuna Yala

De todas las islas que vimos por el camino, la que al final result√≥ ser nuestro destino era una de las m√°s grandes. Esta circunstancia en un principio me decepcion√≥, porque yo ten√≠a el secreto deseo de estar en un islote de doscientos metros cuadrados con una caba√Īa para nosotros y el √ļnico sonido de las olas del mar. Pero dicen que no hay mal que por bien no venga, y eso deb√≠ pensar cuando nos recibieron los que cortan el bacalao en la comunidad que ocupa dicha isla (el saila o cacique y su familia), nos llevaron a nuestra habitaci√≥n (en el primer piso de un edificio que s√≥lo levantaba dos del suelo, y que para m√°s inri era el √ļnico de toda la isla que ten√≠a alturas) y nada m√°s desempacar nos pusieron por delante un plato de pescado fresco (pero fresco fresco), fruta, yuca… estaba todo incre√≠ble.

SL731685

SL731678

Antonio Alfaro, el saila de Isla Rat√≥n (as√≠ se llamaba la isla), es un hombre bajo y enjuto, como el resto de los kuna que tuve la suerte de conocer. De apariencia relajada y mirada limpia y despierta. Nos llev√≥ por toda la isla cont√°ndonos c√≥mo en las reuniones que ten√≠an en la caba√Īa de la comunidad no se pod√≠a discutir, sino que se hablaba por turnos, de forma relajada, mientras los dem√°s escuchan, estando prohibido interrumpir a nadie hasta que termina. Si alguien quiere discutir, ha de hacerlo en otro sitio, aquel es lugar sagrado. Aunque no lo cre√°is, tienen incluso hamacas sagradas, para los caciques (hay tres en la comunidad, uno administrativo, otro tradicional y el tercero no recuerdo a qu√© se dedica, pero podemos concluir que jur√≠dico, que alguien nos corrija si nos equivocamos).

SL731742

Posteriormente nos llev√≥ a su casa (caba√Īa), donde algunos de sus hijos y nietos escuchaban una peque√Īa radio y ve√≠an pasar el tiempo tirados en hamacas. Hab√≠a ni√Īos desnudos, y otros con camisetas de equipos de f√ļtbol de la √ļltima glaciaci√≥n. So√Ī√© con volver alg√ļn d√≠a con trescientas camisetas del Sevilla FC. Alg√ļn d√≠a lo har√©.

SL731741

SL731743

Terminamos la tourn√©e en la escuela. Aqu√≠ s√≠ que me emocion√©, pues este lugar representa el choque entre la cultura kuna y la de una sociedad que lucha por abrirse hueco en el panorama capitalista internacional. Hab√≠a dos aulas en un estado m√°s bien deplorable, adem√°s del despacho del director, que m√°s que eso parec√≠a un almac√©n de objetos in√ļtiles, apilados de cualquier manera a lo largo y ancho del mismo. Tras la revoluci√≥n kuna de 1925, en la que obtuvieron el reconocimiento de su identidad y su territorio por parte de Panam√°, el precio que tuvieron que pagar fue el de la escolarizaci√≥n de sus generaciones venideras. Parece que se lo tomaron en serio. El nieto de Antonio, Rogelio Alfaro, me prest√≥ un par de libros de sus escolares para que aprendiera un poco m√°s sobre los kuna. Horas m√°s tarde, a la d√©bil luz de una bombilla en una terraza del hotel Kuna Yala y mientras aguantaba estoicamente la interminable retah√≠la de risas de cinco franceses cincuentones al amparo de sendas botellas de ron y cognac, pude leerlos. El primero de ellos era un calendario kuna, con ilustraciones y explicaciones para cada mes. Para ellos, cada mes tiene su protagonista, las tortugas, las lluvias, la luna, etc…el segundo libro era una colecci√≥n de relatos cortos siguiendo el esquema del mito del antiguo testamento, en el que los kuna explican el origen de ellos mismos, y del resto de la humanidad. En principio el resto somos no kuna, y ellos los enviados por Dios para que todo vaya bien. Nada nuevo por San Blas en este sentido. Ya ma√Īana termino con las cr√≥nicas de Kuna Yala, perdonad la chapa de hoy.

abril 13, 2009   5 comentarios

De cómo llegamos a Kuna Yala

Para llegar a Kuna Yala (Tierra Kuna, en su idioma) hay varios caminos posibles. Aparte del m√°s rom√°ntico y caro, que es por medio de tu propio velero (alg√ļn d√≠a lo conseguir√©, por Tutatis), desde Ciudad de Panam√° hay dos alternativas: coche y avi√≥n.

Si vas en avi√≥n, con un poco de suerte aterrizar√°s en tu isla destino o en alguna cercana, pero lo m√°s normal es que llegues al aer√≥dromo de Cart√≠n y all√≠ te est√©n esperando los kunas de “tu isla” para recogerte. Las dos aerol√≠neas que operan en ese trayecto son Air Panam√° y Aeroperlas. El precio de los billetes suele rondar los 80 ‚ā¨ ida y vuelta. El aeropuerto desde el que se sale no es el de Tocumen, sino el de Albrook, llamado Aeropuerto Marcos A. Gelabert.

Si vas en coche, ni se te ocurra intentarlo con el tuyo, por mucho todoterreno de alquiler que lleves. El camino durante la primera hora es por carretera normal, al principio incluso tramos de dos carriles en cada sentido (aunque me niego a llamarlo autovía). Pero una hora antes de llegar se torna selvático.

SL731654 por banyuken

En otras palabras, atraviesas pura jungla. Algunas de las cuestas no son ninguna broma, e incluso algunos conductores experimentados que hacen ese trayecto varias veces en un día han volcado o tenido incidentes. Nosotros fuimos con Ricardo (tlf: +507 66569999), un tío muy gracioso y que conduce bastante bien. En este coche:

SL731646 por banyuken

Hay que pagar un impuesto en mitad de la selva de 6 $ por persona. Este impuesto lo cobran los kuna, ya que ese ya es su territorio. El precio del trayecto en coche es de 25 $ por persona, 50 $ ida y vuelta. No aceptéis ni 1 $ más, pues es este el precio que se cobra de forma oficial. A nosotros nos cobraron 30 y pasamos por el aro por ser la primera vez, pero como se suele decir: una y no más, santo Tomás. El coche también debe dejarte en Cartín, o en otro embarcadero cercano.

SL731650 por banyuken

En Cartín hay que pagar otro impuesto, de unos 4 $, me parece recordar, para comenzar el trayecto a las islas. Los kunas suelen moverse en cayucos con motor, no encuentro otra descripción mejor.

SL731661 por banyuken

Si la isla a la que vas es de las prósperas, puede que te recojan con un bote en condiciones, pero si no, harás bien en ponerte el chubasquero que te ofrecerán al subirte al bote, además del chaleco salvavidas.

SL731662 por banyuken

O eso, o te mojar√°s bastante. A fin de cuentas, all√≠ casi siempre luce un sol imperioso en el cielo, as√≠ que no es tan desagradable. Doy fe de ello, que rechac√© el impermeable tanto a la ida como a la vuelta. √Ārmate de paciencia, pues el trayecto tanto de ida como de vuelta puede alargarse m√°s de una hora, y los cayucos no suelen ser muy c√≥modos. En cualquier caso la experiencia merece la pena, y durante la misma ya te vas haciendo el cuerpo a lo que te espera, viendo las primeras islas que conforman el maravilloso archipi√©lago de San Blas. Las m√°s grandes, pertenecientes a las distintas comunidades Kuna que lo integran.

SL731674 por banyuken

Las m√°s peque√Īas, de familias concretas, usadas por las comunidades como apeaderos de turistas en peque√Īos grupos.

SL731691 por banyuken

La semana que viene os daré detalles de lo que vimos e hicimos junto a ese maravilloso pueblo que son los kunas.

abril 8, 2009   8 comentarios

San Blas

Mientras lees estas l√≠neas estoy visitando el archipi√©lago de San Blas, formado por 365 islas, una para cada d√≠a del a√Īo. B√°sicamente lo que estar√© haciendo todo el fin de semana es comer frutas y mariscos, pasear en cayac, bucear, pescar, leer y tomar el sol. Falta me hace.

Bandera Kuna Yala

(bandera Kuna Yala)

abril 4, 2009   4 comentarios