Imagen de cabecera aleatoria... °Pulsa F5 si quieres ver otra!

Category — Viajes

Ronda, una grata sorpresa (4/5)

Al volver a la ciudad, tom√© la calle en honor de tantos an√≥nimos hijos de puta…

Callejón de los Tramposos

…y me encamin√© a la Colegiata Santa Mar√≠a la Mayor, una preciosa iglesia en la que merece la pena gastarse los 4 ‚ā¨ que cuesta la entrada con audiogu√≠a.

Colegiata de Santa María

Está situada en la hermosa plaza de la Duquesa de Parcent, en la que también podemos ver el Ayuntamiento de Ronda.

Ayuntamiento de Ronda

De aqu√≠ me fui al Museo de Ronda. Otros 3 ‚ā¨ bien gastados, aunque s√≥lo sea porque me ha dado ideas de excursiones en algunas cuevas cercanas a Ronda.

Museo de Ronda

Museo de Ronda

Museo de Ronda

Es un museo histórico-arqueológico de contenidos genéricos y pinceladas en la zona que Ronda ocupa. Si vas con tiempo y ganas de aprender detalles de este corte es muy recomendable.

Museo de Ronda

Tanta sabidur√≠a acerca del hombre prehist√≥rico me hab√≠a dado hambre, as√≠ que sal√≠ de la ciudad cruzando las murallas por la Puerta de Carlos V y me encamin√© a la bodega San Francisco. No puedo menos que recomendarlo, ya que la botellita de agua, el salmorejo y la media raci√≥n de caz√≥n en adobo que me encaj√© por 9.35 ‚ā¨ (dej√© 10, me sent√≠a espl√©ndido) me devolvieron la vida.

Lunch

Eso sí, si quieres salmorejo como el de la foto, que sepas que tienes que pedir porra antequerana. Ya, yo tampoco lo entiendo.

November 4, 2011   Comments Off on Ronda, una grata sorpresa (4/5)

Ronda, una grata sorpresa (3/5)

Pasado el Puente Nuevo se entra en el meollo de la cuesti√≥n. En las calles con solera, donde cada esquina te puede sorprender por su belleza, su luminosidad, o, por qu√© no, la s√ļbita aparici√≥n de un globo aerost√°tico entre sus tejados.

Ronda

Entre estas callejuelas, sin premeditaci√≥n ni alevos√≠a, pero con muchas ganas de andar y mucha curiosidad, se me perdi√≥ la ma√Īana. Descubr√≠ peque√Īas joyas, como la casa donde naci√≥ Francisco Giner de los R√≠os, o esta preciosidad a medio destruir (o a medio hacer, qui√©n sabe, qu√© m√°s da)…

Ronda

La impresionante fachada del Palacio de Salvatierra.

Ronda

Extracto de su entrada en Wikipedia:

“Un noble edificio que centra su decoraci√≥n sobre una singular portada renacentista que se organiza a partir de una pareja de columnas de orden corintio a cada lado de su amplia puerta adintelada, sobre las que se dispone un friso en piedra finamente decorado de donde arranca un balc√≥n cerrado por una espl√©ndida reja de hierro. El elemento m√°s llamativo de esta portada lo forma el grupo de cuatro figurillas incas que, a la manera de los atlantes de la arquitectura cl√°sica, sostienen sobre sus cabezas un front√≥n recto en cuyo centro se aloja el escudo de armas de los promotores de este edificio.”

La Puerta de Felipe V, el primer Rey de Espa√Īa Borb√≥n, data de 1742, y fue construida para reemplazar a la anterior, que se hab√≠a quedado peque√Īa. Tampoco es que √©sta sea enorme, pero supongo que en aquella √©poca las ancianas andaban en fila india y no ocupando toda la calzada en paralelo.

Ronda

Cruzando la citada puerta sal√≠ del centro de Ronda de nuevo, esta vez en direcci√≥n al vecindario de la Iglesia de Padre Jes√ļs.

Puente viejo y Padre Jes√ļs

A decir verdad había un punto en el mapa que me había seducido por su sugerente nombre, la Plaza de la Oscuridad. Supuestamente en ella encontraría una ermita conocida como de la Oscuridad, del siglo IX y que da nombre a la plaza. Bien, ni rastro de ella. Y la plaza de oscura nada. Lo cierto es que después de leer su entrada en la Wikipedia tampoco me queda muy claro si existe todavía o no.

Plaza de la Oscuridad.

Di la vuelta y antes de cruzar de nuevo la Puerta de Felipe V me encontr√© con la curiosamente llamada Fuente de los Ocho Ca√Īos. Curiosamente digo porque aunque tenga ocho ca√Īos s√≥lo uno funcionaba. Luego nos quejamos de c√≥mo est√° Espa√Īa.

Fuente de los ocho ca√Īos

November 3, 2011   Comments Off on Ronda, una grata sorpresa (3/5)

Ronda, una grata sorpresa (2/6)

Continué mi andadura, como decía, por el pasaje de Ernest Hemingway, desde el que dejas a la izquierda la Real Maestranza de Caballería de Ronda y penetras en el paseo de Orson Wells.

Ronda

Supongo que todos estos caballeros que disfrutan de calles y placitas en la ciudad habr√°n hecho algo para merecerlo, como alabarla en sus obras y / o pa√≠ses de origen, fomentando el turismo. No he tenido tiempo (ni ganas, no nos enga√Īemos) de investigarlo, pero los ya citados Wells o Hemingway no son los √ļnicos que disfrutan de tal privilegio.

Ronda

Lo cierto es que al ver sus nombres sobre azulejos en la majestuosa ciudad de Ronda, no me queda m√°s remedio que contar lo que yo he sentido caminando por sus calles, en previsi√≥n de que alg√ļn alcalde futuro decida dedicarle una calle o una humilde fuentecita a alg√ļn bloguero. Desde aqu√≠ mi candidatura queda presentada.

Ronda

Me encant√≥ el Parador de Ronda, magn√≠ficamente situado y con una de sus esquinas totalmente recubierta de vegetaci√≥n. Lo poco que pude ver de su interior adem√°s de lo ya rese√Īado lo han colocado muy arriba en la lista de lugares en los que alojarme cuando tenga √©xito dando un golpe de estado o atracando un banco, que son dos de las alternativas que barajo para hacerme rico en este pa√≠s de pandereta.

Ronda

A esas alturas de paseo matutino tengo que aclarar que la ciudad ya me había cautivado. Las vistas que desde el Puente Nuevo se tienen de la Serranía de Ronda y del resto de la ciudad te dejan sin palabras. Al no ser consciente de la avalancha de turistas que transitarían ese mismo lugar unas horas después no me di cuenta de la suerte que tuve al poder hacer estas fotos con las calles semidesiertas y una luz, la del amanecer, que pocos de ellos disfrutan en ese lugar.

Ronda

(ir al primer post de la serie)

November 2, 2011   Comments Off on Ronda, una grata sorpresa (2/6)

Ronda, una grata sorpresa (1/5)

Despu√©s de casi dos a√Īos (c√≥mo pasa el tiempo, madre m√≠a) viviendo en San Roque ya iba siendo hora de dejarme caer por Ronda. Es una parada casi obligatoria de todos los couchsurfers que pasan por mi casa con algo de tiempo. Un d√≠a me dije: “algo tendr√° el agua cuando la bendicen“.

Ronda

As√≠ que me levant√© tempranito y me encamin√© a la estaci√≥n de tren San Roque / La L√≠nea, donde a las 7:21 am sal√≠a el tren de Renfe hacia Ronda. El billete de ida y vuelta cuesta 15.60 ‚ā¨. La hora y veinti√ļn minutos del trayecto de ida se me pasaron bastante r√°pido. Llevaba lectura t√©cnica y algo de sue√Īo. A buen… pocas…

Ronda

La llegada a Ronda no impresiona, la verdad. Al salir de la estación de tren te encuentras en un barrio alejado del centro de la ciudad, que es donde se concentra la magia. En cualquier caso, sólo diez minutos caminando me llevaron al primer sitio curioso:

Ronda

Tuve la suerte de que la iglesia estaba abierta (supongo que celebrarían Misa algo después) y como tengo por costumbre entré a rezar / meditar unos minutos, además de admirar el interior del edificio. Creo que es una de las mejores costumbres que he adquirido a lo largo de mi vida, entrar en iglesias y otros lugares de culto y mirarme para adentro.

Ronda

Segu√≠a las se√Īales hacia el centro hist√≥rico, pero gracias a una r√°pida conversaci√≥n con una muchacha que andaba limpiando en la preciosa¬†Alameda del Tajo, decid√≠ que ir√≠a en paralelo a la calle Virgen de la Paz, por el paseo de los ingleses y el pasaje de Ernest Hemingway.

Ronda

Menuda sorpresa al asomarme al Tajo de Ronda por primera vez. Incluso no haci√©ndolo por la parte que da al Puente Nuevo impresiona bastante. Lamento la calidad de las im√°genes, despu√©s de todo fueron tomadas con un iPhone 4, que no deja de ser un tel√©fono. Mi c√°mara digital qued√≥ destruida en Colonia el pasado mes de febrero. Entonces decid√≠ comprarme una c√°mara reflex para hacer fotos en condiciones cuando de verdad tenga ganas y mientras tanto apa√Īarme con la c√°mara del m√≥vil que tenga en cada momento. Tendr√©is que sufrir tal resoluci√≥n, puesto que mi econom√≠a no me ha permitido comprarme la reflex hasta el momento.

(ir al segundo post de la serie)

October 31, 2011   Comments Off on Ronda, una grata sorpresa (1/5)

Restaurante La Casería, en Gijón

Volv√≠ a Asturias, tras el viaje de a√Īo nuevo. Y volv√≠ a Gij√≥n, una ciudad que me encanta. Esta vez me qued√© con mi amigo Alberto, con el que conoc√≠ un poco m√°s la ciudad y disfrut√© de la calidad y cantidad de la comida en este restaurante. Os lo recomiendo. Es un poco dif√≠cil de encontrar pero merece la pena, creedme. Escrito queda, tras tantos meses.

Restaurante la Casería

Otro día os cuento la que liamos en el río Sella.

April 14, 2010   Comments Off on Restaurante La Caser√≠a, en Gij√≥n