Imagen de cabecera aleatoria... °Pulsa F5 si quieres ver otra!

Ronda, una grata sorpresa (1/5)

Despu√©s de casi dos a√Īos (c√≥mo pasa el tiempo, madre m√≠a) viviendo en San Roque ya iba siendo hora de dejarme caer por Ronda. Es una parada casi obligatoria de todos los couchsurfers que pasan por mi casa con algo de tiempo. Un d√≠a me dije: “algo tendr√° el agua cuando la bendicen“.

Ronda

As√≠ que me levant√© tempranito y me encamin√© a la estaci√≥n de tren San Roque / La L√≠nea, donde a las 7:21 am sal√≠a el tren de Renfe hacia Ronda. El billete de ida y vuelta cuesta 15.60 ‚ā¨. La hora y veinti√ļn minutos del trayecto de ida se me pasaron bastante r√°pido. Llevaba lectura t√©cnica y algo de sue√Īo. A buen… pocas…

Ronda

La llegada a Ronda no impresiona, la verdad. Al salir de la estación de tren te encuentras en un barrio alejado del centro de la ciudad, que es donde se concentra la magia. En cualquier caso, sólo diez minutos caminando me llevaron al primer sitio curioso:

Ronda

Tuve la suerte de que la iglesia estaba abierta (supongo que celebrarían Misa algo después) y como tengo por costumbre entré a rezar / meditar unos minutos, además de admirar el interior del edificio. Creo que es una de las mejores costumbres que he adquirido a lo largo de mi vida, entrar en iglesias y otros lugares de culto y mirarme para adentro.

Ronda

Segu√≠a las se√Īales hacia el centro hist√≥rico, pero gracias a una r√°pida conversaci√≥n con una muchacha que andaba limpiando en la preciosa¬†Alameda del Tajo, decid√≠ que ir√≠a en paralelo a la calle Virgen de la Paz, por el paseo de los ingleses y el pasaje de Ernest Hemingway.

Ronda

Menuda sorpresa al asomarme al Tajo de Ronda por primera vez. Incluso no haci√©ndolo por la parte que da al Puente Nuevo impresiona bastante. Lamento la calidad de las im√°genes, despu√©s de todo fueron tomadas con un iPhone 4, que no deja de ser un tel√©fono. Mi c√°mara digital qued√≥ destruida en Colonia el pasado mes de febrero. Entonces decid√≠ comprarme una c√°mara reflex para hacer fotos en condiciones cuando de verdad tenga ganas y mientras tanto apa√Īarme con la c√°mara del m√≥vil que tenga en cada momento. Tendr√©is que sufrir tal resoluci√≥n, puesto que mi econom√≠a no me ha permitido comprarme la reflex hasta el momento.

(ir al segundo post de la serie)

October 31, 2011   Comments Off on Ronda, una grata sorpresa (1/5)