Imagen de cabecera aleatoria... Pulsa F5 si quieres ver otra!

The Office (UK)


Una de las series que empecé a ver con muchas ganas, hace unos meses, fue The Office, en su versión primigenia, la británica. Me la recomendó una buena amiga en cuyo criterio confío a la hora de elegir contenidos culturales.

Vi la primera temporada y un par de episodios de la segunda y paré. No recordaba por qué. Anoche la retomé otra vez con ganas y tuve que parar de verla a mitad de episodio. Probablemente no intente verla otra vez.

¿Por qué?, pues no lo tengo muy claro, pero posiblemente por momentos como el del vídeo sobre estas líneas. En The Office, a pesar del extraordinario trabajo del resto del reparto, el personaje de Ricky Gervais es el que lleva el peso de la serie. Y lo lleva de forma demasiado intensa y dolorosa. Hay momentos en que más que reir, a mi me hace querer parar el episodio y desear profundamente que gente como él no exista. Por el bien de la humanidad, empezando por ellos mismos. En algún momento me dejó de parecer divertida la caricatura de tantas taras unidas en un mismo personaje. Es ficción, pero a mi me duele. Será que soy hipersensible. O un gilipollas. Pero no la veré más.

4 comments

1 Diego { 10.14.11 at 11:33 }

Precisamente lo absurdo pero a la vez real del personaje de Ricky Gervais, ver lo embarazoso que resulta todo, es lo que hace atractiva a esta serie. Desde luego no es para todos

2 Guillaume { 10.14.11 at 13:15 }

Que pena que dejes de verla. Además de la 2nda temporada, hay un Chrismas Special que merece la pena, pero entiendo lo que dices. A mi me dolía el estomago a veces de tanta verguenza ajena.
En la misma linea, pero con protagonista menos detestable y más entrañable recomiendo The Extras si no la conoces. Para mi mejor que The Office.

3 Banyú { 10.16.11 at 11:14 }

@Diego: ya, es que abusan también un poco de su forma de ser. Y de Gareth también. Me dan mucha penita, son dos personajes muy extremos.

@Guillaume: de Extras he visto algunos episodios aislados. Impagable el de Clive Owen y la prostituta, jajjajaja.

4 Mirichan { 10.22.11 at 0:21 }

Querido Banyú:

No estás solo. Soy una devoradora de series y con The Office me pasó exactamente lo mismo, sólo que yo no pasé del segundo capitulo. No me hace reír, sino que me provoca naúseas… ¿dónde está lo divertido?

Me apunto la recomendación de Guillaume con permiso de todos los presentes…

Nos vemos en los bares!