Imagen de cabecera aleatoria... Pulsa F5 si quieres ver otra!

Lo haría otra vez, pero ahora me siento mal


Estaba en la estación de autobuses de Plaza de Armas, afinando la preparación del viaje que me disponía a emprender hacia Madrid. Esto es, comprando una botella de agua. Cuando me disponía a subir dos tipos con muy mala pinta, hablando un poco bastante mal me han pedido agua. Se la he negado, y no lo podían creer. Les he dicho que soy muy escrupuloso, lo cual no es cierto. Han hecho un conato de ponerse violentos, pero se lo han pensado mejor. Y me he ido.

El mero hecho de pensar que ese pedazo de yonki fuera a meter el morro en la flamante botella fresquita que acababa de comprar me dio escalofríos. Pensé en darles 1.5 € (que era lo que costaba la famosa botella) para que se compraran una, pero como ya había pasado la escena y había sido muy desagradable, preferí no ponerlos a prueba. Aunque bien pudiera ser que esto sea otra argucia mental para justificar el hecho de que no sólo no les diera de mi botella, sino que no les di dinero para que se hicieran con otra.

No puedo evitar sentirme un poco tocado por mi reacción esta mañana. Creo que hace unos años hubiera sido bien distinta.

¿Soy una mala persona?.

16 comments

1 Kialaya { 06.28.09 at 18:12 }

A ver, yo creo que tu reacción ha sido de lo más natural. Yo tampoco le voy dando agua por ahí a cualquiera que no conozca. No hay confianza para eso, me da grima, yo no conozco a esa persona de nada, vete a saber qué posibles enfermedades puede tener. No es lo mismo que te pida agua un amigo, un novio, un familiar, a esos sí (y aún así hay gente que es escrupulosa hasta para los conocidos). Creo que tu reacción como digo ha sido de lo más normal, lo no normal es que alguien te pida agua de un botellín a no ser que estés en mitad de un desierto o dándote una lipotimia o algo. No te comas la cabeza, no merece la pena.

2 Hackett { 06.28.09 at 18:50 }

¿Pedir agua? Que pidan dinero para agua vale, pero que tengas que compartir tu botella con ellos no me parece razonable. Y si se la dieras, tendrías, acto seguido, que regalarle la botella.

Recuerdo haberle negado, a un tipo, 1€ para poder entrar en el metro. Según me alejaba, me insistía diciendo que sólo era un euro. Cualquiera podría pensar que de verdad no tenía dinero y lo necesitaba, pero, y si no era así. ¿Y si me estaba tomando el pelo? Aquél día le di muchas vueltas a ese asunto, pensando si había actuado bien o mal. Entonces pensé que los vigilantes que estaban allí, tampoco le habían prestado dinero. ¿Por qué sería? ¿Era, acaso, un viejo conocido?

Recuerdo el caso de una tipa que pedía dinero a la gente en el Paseo de la Castellana para poder coger el autobús. El tiempo me confirmó que todas las tardes hacía la misma pregunta a la gente que por allí pasaba y que, al rato, cuando había reunido suficiente, lo que hacía era gastárselo en las máquinas tragaperras del bingo Canoe.

Ya ves, a veces, las decisiones que tomamos, por muy incorrectas que parezcan, luego no resultan serlo tanto. No le des más vueltas.

La próxima vez ten más cuidado cuando se te acerque alguien con mala pinta, porque igual no te piden agua y te dejan sin zapatos, como le hicieron una vez a un compañero de clase que tuve.

Un abrazo.

3 ivich { 06.28.09 at 19:10 }

Yo no creo que hayas sido mala persona, has actuado de una manera de lo más normal…no sé, yo personalmente le hubiera dicho que no…y no creo que pensará de mi misma que estuviera actuando de mala fé…

4 Luisfer { 06.28.09 at 19:48 }

Banyú,

a mí el vivir donde vivo, me ha insensibilizado tanto de la caridad que habría hecho lo mismo que tú y no me sentiría ni lo más mínimo afectado por ello.
Ya está bien de pedir a desconocidos y extorsionar si no haces lo que te piden.

Un abrazo, y espero que hayas tenido buen viaje 🙂

5 Minah { 06.28.09 at 19:50 }

A mi me pasó algo similar un día en un parking subterráneo de un mercadona, un hombre indigente se me acercó sigilosamente para pedirme por favor q le diera algo de comer de mi bolsa de la compra, me dio un susto de muerte. Le dije que no y me metí en el coche corriendo.
Luego en frío lo pensé y me sentí mal, pero estaba asustada ¿q otra cosa podía hacer?
También es como te pille el cuerpo, yo no le daría más vueltas, has hecho lo q te ha salido en ese momento y ya está. Como dice Kialaya, no te comas la cabeza 🙂
Un besete

6 yoyoooyoy { 06.28.09 at 20:49 }

Y yo que esperaba una reflexión del duro pero apasionante viaje a medio mundo 🙂

Bueno, no le des vueltas por un par de gorrones (independientemente de las pintas) que te piden agua cuando en cualquier bar se la dan gratis.

Compartir es vivir, gorronear es tocar los huevos 😛

7 Antonio { 06.28.09 at 20:52 }

No has hecho nada malo, no te comas la cabeza

8 Nesta { 06.28.09 at 22:38 }

Me parece lo más normal del mundo, lo cual me plantea una duda, o es algo normal, o estamos todos insensibilizados.

9 Madame Tafetán { 06.28.09 at 22:53 }

A mí un día se me acercó uno para pedirme que le comprara un bocata de jamón serrano. Imagínate la cara de póker que se me quedó.
No te comas la cabeza porque no has hecho nada malo sino con que tuviste la suficiente serenidad para reaccionar en ese momento. Entiendo que te puedas sentir mal pero no has hecho nada malo, ni incorrecto

10 Gons { 06.28.09 at 23:24 }

hace un millón de años había un nota que rondaba el Cristina que pedía 20 pesetas que le faltaban para coger el autobús a Huelva y enfatizaba que acababa de salir del talego, pues bien todas las semanas salía del talego lo único que cambiaba a veces era el destino

11 Rafa López { 06.29.09 at 9:59 }

A mi me pasó exactamente lo mismo en Atocha, pero en lugar de dos era uno solo. El tipo también se encaró conmigo y empezó a soltar el típico rollo de las clases y tal, pensaría que yo soy bisnieto de Rockefeller. Tuve tambien sentimiento de culpa, pero no creo que hubiera podido hacer mucho más. El tipo me dio mucha desconfianza, y como siempre en estos casos no me lo esperaba. El ser humano, por su instinto de supervivencia, tiende a desconfiar de lo desconocido e inesperado, especialmente si está solo. No tiene por qué ser una cuestión de prejuicios, sino de actos instintivos para no meterse en problemas.

12 pilarmalvarez { 06.29.09 at 12:43 }

Has hecho lo más normal del mundo. Hombre por dios. Si estuvieras en medio del desierto con ese botellin de agua y aparecerian esos dos tipos y te pidieran agua, pues vale, si no se las dieras en ese contexto lo entiendo, serías un cabrón, jajaj.. Pero ahi? Que no hombre que no, que la gente tiene una jeta que pa que…

13 Montilla { 06.29.09 at 18:13 }

No entiendo porque sentirse mal…y si además hicieron el intento de ponerse agresivo, tampoco irían con muy buenas intenciones…

14 Miriam { 07.02.09 at 19:35 }

Si no te conociera, igual podría dudar de cómo responder a tu pregunta. ¿No te conoces tú como para tener que preguntarlo más allá de tí? 😉

15 Nimbusaeta { 07.21.09 at 1:26 }

Estoy con Kialaya, yo no soy nada escrupulosa con gente que conozco, pero con gente que no conozco… pueden pasarte cualquier cosa por la saliva.

16 Kialaya { 07.21.09 at 9:12 }

Y encima ahora con el tema de la gripe A está la cosa como para ponerse a arriesgarse a infecciones. Vamos, que ni de coña le paso yo la botella a alguien que no conozco. 😉