Imagen de cabecera aleatoria... ¡Pulsa F5 si quieres ver otra!

Posts from — April 2009

Recetas de Panamá: Arroz verde

Ingredientes:

  • 1/2 kg. de arroz (2 tazas).
  • 1/4 kg. de puerco liso.
  • 1 gallina tierna.
  • 1 ramito pequeño de perejil.
  • 4 ajíes grandes verdes.
  • 1 ramo de cebollina (mediano).
  • kg1/8 . de mantequilla.
  • 1 cda. de curry.
  • 2 latas de sopa de crema de pollo.
  • Queso parmesano rallado.
  • 1 cda. de salsa china.
  • 2 huevos duros.

Procedimiento:

  • Prepare el arroz haciéndolo en consomé de pollo en lugar de agua.
  • Muela todos los ingredientes y sofríalos en la mantequilla; agregue los condimentos fritos. Deje ablandar.
  • Agregue el arroz a la salsa sin la carne.
  • Ponga una capa de arroz en un “pyrex“, luego una capa de pollo. Más arroz, más pollo, y así hasta terminar. Rocíe el queso. Cúbralo con la crema de pollo y llévelo al horno por 20 minutos.

(Tomada del libro “Cocina Típica Panameña” de Chabela Simons de Velez,1974), vía

April 30, 2009   2 comentarios

Carl Joseph, ejemplo de superación

Gracias al diario Marca, he conocido la historia de este hombre. Vean el vídeo y lean el artículo si tienen diez minutos, merecen la pena.

<a href="http://youtube.com/watch?v=kViBAohA_nI&#8221;">http://youtube.com/watch?v=kViBAohA_nI&#8221;</a>

April 29, 2009   9 comentarios

El más memorable viaje en los anales de la historia

Hoy os contaré una pequeña historia:

Hace ya muchos muchos años, una terrible enfermedad se propagó por todos los confines de un reino hoy olvidado, atacando a los más débiles, los niños. En todas partes enfermaban y, tras cierto tiempo de agonía, morían. La tristeza y el miedo se apoderaron del reino.

Pero un médico, un buen hombre, tuvo noticias de una vacuna para la enfermedad. El rey, una vez enterado, le apoyó sufragando todos los gastos y poniendo la logística del reino a su alcance para que se hiciera con la vacuna y la llevase a donde pudiera.

El problema era: ¿cómo transportar la vacuna de un lugar a otro del reino?. La solución: inoculando a veintitantos niños huérfanos con la vacuna aún viva en sus cuerpos. Unos y otros se traspasaban la vacuna por las heridas abiertas. Algunos niños, médicos y enfermeras murieron, pero consiguieron llegar a todos los rincones del reino, y de muchos otros reinos, salvando la vida de cientos de miles de niños por todo el mundo.

Nunca se pudo olvidar tal viaje. Hoy día muchas estatuas lo conmemoran en todo el reino, y su recuerdo permanece vivo en los anales de su historia.

Este relato pudiera parecer de ficción, pero no lo es. El reino es la España de principios del siglo XIX, que ocupaba los siguientes territorios (sólo en América):

Imperio Español America 1800

[ vía Wikipedia ]

El rey: Carlos IV. El médico organizador de la expedición: Francisco Javier de Balmis. La enfermedad: viruela. Los niños portadores: anónimos huérfanos de distintos lugares del mundo, de donde eran captados para la expedición. Los niños salvados: ¿tu tatarabuelo, el mío?. Mi abuelo, por ejemplo, nació en 1905, por lo que no sería de extrañar que su bisabuelo o tatarabuelo fuera uno de los niños salvados por la vacuna.

Tampoco es de extrañar que en un país tan acomplejado como España respecto a su propia historia, esta odisea no sea casi conocida por el gran público. En mi opinión es una verdadera lástima. En palabras del propio descubridor de la vacuna, Edward Jenner:

No puedo imaginar que en los anales de la Historia se proporcione un ejemplo de filantropía más noble y más amplio que este.

Humboldt, el padre de la geografía moderna universal, comentó el respecto:

Este viaje permanecerá como el más memorable en los anales de la historia.

Lamentablemente, se equivocó. La historia ha preferido recordar a España y sus monarcas con otros ojos.

[ más información ]

April 28, 2009   17 comentarios

Gripe porcina

Buenas, hoy tengo poco tiempo… por aquí la tenemos más cerquita que vosotros, pero de momento no hay ningún caso en Panamá. 149 muertes oficialmente confirmadas son muchas para tan poco tiempo, y cómo se está expandiendo da mucho que pensar. A ver cómo evoluciona el tema.

April 27, 2009   5 comentarios

Sevilla FC: ¿Qué te está pasando?

[ AVISO: post futbolero y sevillista al 101%. Los lectores del blog que no estéis interesados en estos temas, cerrad ahora vuestros navegadores, me arriesgo a perderos como lectores ]

Escribo este post un viernes. Se publicará un domingo. El sábado jugamos contra el Madrid. Sabiendo lo que pasa cada vez que escribo mal de lo que rodea a mi equipo del alma, seguramente habremos ganado el partido. Cada vez que me da por rajar de alguien del club hacen un partidazo y ganan. Ojalá esta vez suceda algo así.

Dicen que anda dividido el sevillismo. Yo creo que es muy normal. No podría ser de otra manera. No me voy a explayar mucho, no tengo ni tiempo ni ganas, y además ya he hablado sobre el tema en diversas ocasiones.

Pero me gustaría hacer hincapié en dos aspectos:

Juande Ramos no es un traidor. No lo es. Es un profesional como la copa de un pino, y una persona como cualquier otra, con sus defectos y sus virtudes. Puede que una de sus principales virtudes no sea la fidelidad a cualquier precio. Pero no lo es, de tantos de nosotros… cuántos de los que se jactan de estar al pie del cañón hasta el fin del mundo no pierden su credibilidad (que se habían ganado a pulso con el sudor de su frente y su sevillismo sobradamente demostrado) a las primeras de cambio, defendiendo lo indefendible, no sé sabe a cambio de cuántos platos de lentejas. Si yo tuviera la fortuna de ser uno de los sevillistas que esté en el Sánchez Pizjuán el sábado en el partido contra el Madrid, me rompería las palmas de las manos aplaudiendo a Don Juan de la Cruz Ramos cuando pise el césped. Porque no soy rencoroso, porque olvido lo malo y recuerdo con especial deleite lo bueno que cualquier persona me deja. Este hombre me dejó tanto, y tan bueno. Que nadie nos convenza de lo contrario, el balance es muy positivo. Lo del Juandollar me parece un detalle anecdótico, pero me preocuparía que tuviera un apoyo mayoritario por parte de la afición, aunque sospecho que aflorarán billetitos de esos impresos de la nada, los lleve la gente o no impresos desde casa.

Manolo Jiménez no tiene nada de culpa de lo que está pasándole al Sevilla FC este año. Ni de lo bueno (ir tercero, que no es moco de pavo) ni de lo malo (jugar como un equipo pequeño y acomplejado). Él es un profesional, un currante, con sus límites. No hay que ser muy sagaz para saber dónde están. Sólo con escucharlo en una rueda de prensa se da uno cuenta de su forma de pensar y ver el fútbol. Sería un entrenador muy apropiado para un equipo pequeño, tipo Numancia. No entiendo cómo el señor Del Nido, con su discurso grandilocuente, puede comulgar con la enorme rueda de molino que Monchi le ha colado. Ellos tienen la culpa de la división en el sevillismo, bajo mi punto de vista. Porque tú puedes hacer una elección, y mantenerla, a pesar de ser equivocada. Pero no puedes pretender decirle a todo el mundo que es la mejor elección posible. El sevillismo no es ni conformista ni necio, nunca lo fue. Está siempre al pie del cañón, un cañón que apunta donde la soberanía de la afición (sí, señor Del Nido, la afición es soberana) lo dirige, y nadie (ni tan siquiera el consejo de administración del presidente más laureado de la historia del club) puede manejarlo a su antojo. Si hablamos de otras aficiones, eso es harina de otro costal.

Sólo quería compartir esto con el sevillista que pase por aquí preocupado. No es una situación grave, ni mucho menos. Otros la quisieran. Pero es una situación con problemas, quien afirme lo contrario, os miente y se miente a si mismo.

Y sí, ellos, Monchi y Del Nido, tienen la culpa, pues son los máximos responsables del club y la gestión deportiva del mismo, que a fin de cuentas es lo que nos importa. El resto, que les sigan dorando la píldora, les irá bien. En cualquier caso, así como ahora son los responsables del tremendo empobrecimiento deportivo de la institución (ir tercero es anecdótico, al tiempo), antes lo fueron de los tremendos éxitos del equipo, de eso no me cabe ninguna duda. Y desde aquí se lo agradezco a ambos. A ver si recuperan ustedes la clarividencia, supongo que debe ser muy fácil perderla rodeado de tanto palmero.

April 26, 2009   9 comentarios