Imagen de cabecera aleatoria... ¡Pulsa F5 si quieres ver otra!

¿Dónde están mis comentaristas?

Desde el primer día de junio de 2008 estoy escribiendo una entrada diaria en este blog. Las visitas se mantienen en unos números más o menos estables, observando un lento crecimiento. Sin embargo, tengo menos comentarios que nunca. Nunca había enlazado dos posts sin comentarios, y de los últimos cinco sólo uno tiene un comentario.

Quizás la cadencia de publicación ha aumentado por encima del umbral que mis lectores comentaristas podían soportar, habiéndose producido un efecto rebote ante la inevitable disminución de calidad en los contenidos (el vergonzante post de ayer es una prueba palpable).

Chateando con Javi Duro sobre el tema me comentaba que “la conversación” se ha ido a twitter, plurk, facebook, tuenti, etc… es evidente que tiene parte de razón, pero no creo que ninguna de estas herramientas haya invadido realmente el espacio de los blogs. Sí es cierto que han reducido el tiempo que sus usuarios dedican a la lectura detallada de las entradas en los blogs que visitan, así como su flow y productividad semanal.

Poco a poco estoy logrando disciplinarme para que mi cuenta en twitter sea sólo eso, un pequeño altavoz de agudos en mi vida on-line, mediante el que hago oir mis actividades, horarios, etc… a aquellos que puedan interesar interesados en las mismas. Cuando tengo algo de tiempo, me gusta abrir twhirl e interactuar con la gente y participar de la conversación. Pero sólo cuando tengo algo de tiempo, lo cual desafortunadamente se da en muy pocas ocasiones últimamente.

Para mi, la conversación en los blogs está más latente que nunca. Al menos saco dos momentos al día para abrir mi lector de feeds, y durante ese rato mi navegador se va llenando de pestañas abiertas mientras reduzco el contador de entradas pendientes de lectura. Cuando llega a cero, empiezo a cerrar pestañas. Algunas más rápidas que otras, en función de la capacidad de generar atención que hayan tenido en mi en ese momento. Últimamente lo que leo con más cariño, por expresarlo de alguna manera, son artículos técnicos en las áreas de mi interés. También todo aquello que tenga que decir la gente que conozco en persona, o la que conozco virtualmente pero que me ha generado un vivo interés en conocer personalmente. Ahí sí participo, ahí genero conversación y ahí me gusta pensar que seguimos teniendo hueco los que pensamos que en 140 caracteres no se pueden expresar ciertas ideas con la suficiente fuerza.

Yo seguiré escribiendo en mi blog, ya que nunca lo he hecho de cara a la galería, ni en busca de cierta popularidad. Lo tengo como un testimonio on-line de algunas de mis actividades reales, pues si hay algo que me duele en esta vida es olvidar ciertos momentos, detalles… en este blog voy registrándolos de forma más o menos evidente para el resto de lectores. Y seguiré haciéndolo, además de intentar aportar a quien tenga a bien tenerme como una pestañita en su navegador algo útil. De eso se trata…

julio 21, 2008   15 comentarios