Imagen de cabecera aleatoria... Pulsa F5 si quieres ver otra!

Cuba, el paradisíaco régimen dictatorial


Primero fue Aida, luego Teresa, y ahora Iñaki. Como ellos, muchas personas más recuerdan, cada día, de forma más o menos anónima, que hay una privilegiada isla en la que la libertad sólo existe para el que llega con dos elementos en grado superlativo: la cartera y la hipocresía. Me permito citar, del blog del tercero, los siguientes párrafos, muy atinados en mi opinión:

“Se fue Fidel Castro y este domingo, sin campaña, sin elecciones libres, sin debates, sin democracia y a dedo, el nuevo Presidente cubano es el hermanísimo, Raúl.

Todo previsto. Aquello es una dictadura.

Lo que me extraña es que si Augusto Pinochet le hubiera elegido a su hermano como sucesor, se hubiera armado la de Dios es Cristo. De hecho todos los informativos de televisión y radio hablarían de la dictadura chilena. Lo que no entiendo es que siendo Cuba una dictadura peor que la pinochetista, si se pueden comparar las dictaduras, sobre todo por su permanencia en el tiempo y su ferocidad, a lo de Cuba se le llama el régimen cubano y lo de Chile era la dictadura de Pinochet.

Nos venden la moto de la sanidad, una sanidad sin medicinas y sin instrumental gracias a la dictadura y nos venden su educación, una educación sin debate, sin libertad y sin que los padres puedan elegir el colegio de sus hijos.

¿Por qué la dictadura cubana ha durado tanto tiempo?. Por el papanatismo de una progresía internacional que por enfrentarse a los Estados Unidos cree que lo es todo. También nosotros nos opusimos a la guerra de Vietnam y la de Irak y eso no justifica nada”.

¿Tendrán algo que ver, además, las inversiones hoteleras españolas en la isla, así como el inaceptable y sonrojante turismo sexual?.

¿Hasta cuándo?.